¡Atención! Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Saber más

Acepto

ACTIVIDADES

Las actividades de la Escuela comenzaron con las Jornadas de Puertas abiertas que se celebraron los días 13 y 14 de septiembre de 2013.


 YOGA STYLE, tiene como actividad principal la práctica del Hatha Yoga clásico, basado en la integración de las âsanas (posturas) y la respiración, equilibrando asi las energías del cuerpo. Del mismo modo, se ha adaptado este yoga clásico a las distintas condiciones, edades y estados físicos, impartiendo en la Escuela, Hatha Yoga, Yoga Dinámico, Ashtanga Yoga, Yoga FIT, Yoga Prenatal y Yoga para niños.

Hatha Yoga: el Hatha Yoga clásico es el yoga de las energías (cuerpo-mente). Tiene como principales elementos las âsanas (posturas) y el prânâyama (respiración). Es un sistema integral que equilibra las energías naturales de nuestro cuerpo mediante su práctica continua.

Yoga Dinamico: el Yoga Dinámico es el resultado del trabajo secuencial de la respiración y las âsanas (posturas corporales). El Yoga Dinámico integra el entrenamiento físico y la relajación en estudiadas secuencias de posturas de intensidad gradual, que permiten desarrollar potencia, flexibilidad, resistencia, concentración y lograr un estado de relajación vigilante.

Ashtanga Yoga: El término Ashtanga, que significa “ocho ramas”, fue introducido alrededor del año 200 a.C. por el gran sabio indio Patanjali. El rasgo que verdaderamente distingue el Ashtanga Yoga de otras variantes practicadas en la actualidad es su sistema único de movimiento y respiración, llamado vinyasa. El movimiento realizado en las secuencias de posturas (asanas ) genera calor y ello, a su vez, produce sudor. El sudor depura y purifica e inicia la liberación de toxinas retenidas dentro de las capas de grasa superficiales del cuerpo. El Ashtanga Yoga es una práctica que se adapta individualmente a las capacidades y necesidades de cada uno.

Yoga FIT: Entrenamiento Físico a través de yoga. En estas clases sentirás la mejora de tu cuerpo y mente a través de la práctica intensiva de asanas.

Hatha Yoga Suave: es una forma de Yoga lento y suave, que se centra en posturas y movimientos simples, el ritmo de esta práctica te lleva de una asana a otra, sin ser tan marcado el cambio. Es perfecto para aquellos que no pueden satisfacer las demandas de los ejercicios físicos tensos, indicado para proceso de recuperación de lesiones, mujeres embarazadas, para tratar estrés severo y para generar un equilibrio interior en momentos de pérdida o cambios que hayan podido ocasionar ansiedad , o cualquier persona interesada en realizar un yoga suave. En la clase de Hatha yoga suave se utilizan cojines, almohadas, mantas, blocks, cinturones, paredes y sillas. La razón es que las herramientas ayudan a que haya un estiramiento sin que haya esfuerzo, el apoyo adicional da la sensación de bienestar y de seguridad necesarias para relajarnos y evitar que el cuerpo genere distracción. 

Yoga Prenatal: con la práctica de Yoga en el embarazo el cuerpo de la mujer se prepara para el parto, se suavizan los dolores de espalda, se trabaja para favorecer la flexibilidad y la relajación. Mediante la realización de âsanas (posturas) adaptadas a los distintos avances del embarazo se evitan la fatiga y la tensión. El Yoga facilita a la mujer embarazada la conexión con su esencia y con la pureza del proceso que está viviendo, creando una forma de comunicación con el bebé, y ayuda a vivir este momento de forma consciente, intensa y feliz.

Yoga Pilates: conjuga las series de ejercicios del pilates con las técnicas de relajación del yoga, de una forma dinámica. Esta fusión produce rutinas de ejercicio coreográficas, rítmicas y fluidas que se entrelazan en un sistema único y desafiante que genera elasticidad, tono muscular, buena postura, respiración profunda y relajación, pero ante todo busca el equilibrio corporal y anímico.

Retiros de Yoga: espacios y lugares creados para la transformación personal y la conexión con uno mismo, dónde aprenderemos a desarrollar atención plena y equilibrio interior mediante la convivencia y la práctica del Yoga. Espacios donde podremos conectar con nuestro cuerpo y nuestra mente, a la vez que descansamos del ajetreo de la vida cotidiana.